FERROCARRIL VASCO ASTURIANO

G.T.F.

HISTORIA

Capitalistas asturianos y vascos constituyen en 1899 La Sociedad General de Ferrocarriles Vasco Asturiana con el fin de obtener la concesión de un ferrocarril destinado al transporte de carbón desde las cuencas de los ríos Caudal y Aller hasta la costa, con paso obligado por Trubia, dada la ubicación en dicha ciudad de la Fábrica Nacional de Armas. Por diversas circunstancias se eligió el puerto de San Esteban como terminal de la línea, lo que le convirtió durante muchos años en el puerto carbonero por excelencia de la costa asturiana.

El 2 de agosto de 1904 se inauguró el tramo Oviedo a San Esteban, seguido de los de Fuso a Figaredo en 1906 y Figaredo a Ujo en 1908. La llegada del ferrocarril a Collanzo se demoraría hasta 1934, quedando la línea en fórna de «Y», partiendo desde Oviedo hasta San Estebati y Collanzo, con división hacia los respectivos destinos en Fuso de la Reina. Todas estas líneas fueron cruciales en la economía de la zona central asturiana. Amen del carbón, sobre sus vías circularon todo tipo de productos entre los concejos rurales y la capital, sirviendo de cauce a un gran número de transacciones comerciales.

El VASCO, nombre con el que se le conocía popularmente, pasó a depender de F.E.V.E. el 15 de abril de 1972.

De este ferrocarril merece destacarse su estación de Oviedo, situada en la calle de Jovellanos, y derribada incomprensiblemente en 1989. Construida en 1906 en dos niveles comunicados entre sí por dos amplias escalinatas. Dentro de la misma existían un conjunto de elementos que poseían un alto valor patrimonial como eran: la cantina, los mosaicos publicitarios de los andenes y los forjados de las columnas que sostenían las marquesinas. Todos ellos pasaron lamentablemente, al recuerdo junto con el resto de la estación.


Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página así como el uso de las imágenes que contiene.

© G. T. F. 2008